sábado, 5 de septiembre de 2009

Educación en adultos con métodos para niños


Según el Instituto de Seguridad de Trabajo [(Chile), Olate Pinto O.H.] indica que se ha demostrado que no es igual educar a adultos con métodos para niños (Pedagogía), los adultos son biológica, sicológica y socialmente distintos. El resultado de aplicación de técnica de capacitación de adultos (Andragogía) con resultados destacados. Se concluye que los métodos de capacitación ocupacional tradicional, no están siendo los adecuados, pues están orientados en la pedagogía para enseñar a niños. Se ha demostrado que no es igual educar a adultos. Esta experiencia lleva a proponer a la Andragogía como técnica de capacitación ocupacional que se acomoda a las expectativas del adulto pues esta metodología los incluye como personajes participativos, siendo ellos mismos los protagonistas de su propia enseñanza. De acuerdo a diversos estudios éstos han establecido que un adulto retiene:

10% de lo que lee, 20% de lo que oye, 30% de lo que ve, 50% de lo que ve y oye, 70% de lo que dice y discute y el 90% de lo que dice y realiza.

Este dato es importante, ya que si se quiere que el adulto retenga la mayor parte de lo que se le ha presentado, se le debe hacer participar, mejor aún si él también es relator de una actividad de capacitación.

La Andragogía plantea la formación de un nuevo individuo: un individuo preparado para las nuevas generaciones, para los cambios, el que puede ser innovador y creativo, profundamente crítico y reflexivo, ese adulto formado en diferentes dimensiones y en diferentes tiempos, abierto para descubrir un mundo futuro de posibilidades y oportunidades.

Por lo tanto el capacitador o facilitador debe saber que el adulto que aprende debe
“aprender a desaprender” ayudándole a establecer nuevas estrategias de aprendizaje y dotarle de aquellas habilidades y técnicas de estudio necesarias que le ayuden a organizar y construir su aprendizaje, establecer muy claramente cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar, necesita combinar los aspectos teóricos con los prácticos, relacionar lo abstracto con lo concreto y cotidiano, establecer relaciones entre aquello que aprende y aquello con que trabaja, proveer un clima de confianza y entendimiento, valorar el hecho de formarse y el esfuerzo que esto
implica, premiar los éxitos y valorar los fracasos y hay que estimular y motivar.

Márquez Adriana (Organización para el fomento del Desarrollo del pensamiento). En educación, la referencia principal de la Andragogía está escrita a partir de la Educación de Adultos, y ésta en función de la alfabetización, principalmente en los programas de Educación popular, por tanto, en América Latina la referencia principal es el gran educador brasileño Paulo Freire.
Si nos ubicamos en el tiempo hablamos de toda la década de los sesenta, setenta, donde el movimiento de educación popular tuvo mayor auge y desarrollo.
En este sentido, es un proceso de desarrollo desde la educación no formal, unida a las experiencias políticas de esa época desde una propuesta liberadora.
Toda la efervescencia de la Educación Popular, el proceso de alfabetización del adulto(a), crea una nueva corriente en la educación, un nuevo sentido social y una preocupación por el SER HUMANO.
Podemos decir que así nace la nueva visión Andragógica, en cuanto a praxis en nuestro contexto Latinoamericano. Es importante y comprensible, porque obliga a pensar un método nuevo de enseñanza para los adultos, por lo tanto, se pensó en formas pertinentes de enseñar a personas mayores en contextos sociales, políticos y económicos muy concretos.
Una concepción nueva del ser humano como SUJETO de su propia historia, en este sentido podemos recordar las palabras de Paulo Freire, en su libro Pedagogía del Oprimido, "Nadie educa a nadie, ni nadie aprende solo, los hombres (mujeres) aprendemos mediatizados por el mundo", el planteo del rompimiento de la educación Bancaria. Principio fundamental al considerar una experiencia andragógica. El hecho de que cada ser humano cuenta con un potencial de experiencias dentro de su contexto socio-cultural que serán fundamentales para su aprendizaje
Este proceso metodológico va generando posiciones horizontales y de participación fundamentadas por el hecho del poder compartido.

Los roles son diferentes, el maestro (facilitador) y los alumnos (participantes) saben que tienen diferentes funciones en la estructura, pero no de superioridad o de inferioridad, normalmente no es lo mismo que sucede con la educación de los niños(as).
Este intercambio va generando un proceso nuevo en los sujetos que intervienen. Unas relaciones con un sentido de respeto. Una nueva estructura que, en sí misma, crea una cultura democrática.
Uno de los principales problemas de la historia latinoamericana es el hecho, que está sustentada sobre modelos autoritarios en todos los niveles, por tanto, la escuela es uno de los espacios donde más se han reforzado estos esquemas.
Los modelos de dominación generan seres humanos dominados. Esto lo podemos ver en las familias, instituciones, estructuras políticas, etc.
Es tan fuerte el sentido de dependencia que a nivel psicológico se convierte en una necesidad seguir siendo sometido al dominador; de lo contrario, podría perderse el sentido de orientación fundamental en la existencia misma.
En este sentido, es fundamental las estructuras mismas de como funcionan nuestros sistemas educativos, no sólo los de adultos(as).
En el Hecho Andragógico estamos hablando de dos actores principales: el participante y el facilitador(a). Dos principios fundamentales: la Horizontalidad y la Participación. La metodología que sustentará el desarrollo de este proceso será la Investigación Acción Participativa (IAP).

Innumerables investigaciones didácticas y psicológicas avalan la concepción de que cada alumno posee una particular estructura semántica, llena de significados, desde la cual interpreta el mundo y, dentro de éste, su situación de aprendizaje.
Un nuevo modelo didáctico basado en la investigación donde el docente mantiene un mayor grado de coherencia con principios sociológicos y psico-fisiológicos de sus "educandos" permitiendo una profunda transformación en la enseñanza.
A menudo encontramos prácticas didácticas que obedecen a teorías pedagógicas explícitas e implícitas que consideran al alumno como un receptor puro del mensaje educativo suministrado por el profesor(a).

Argumentos que fundamentaría una nueva concepción andragógica de carácter metodológico aplicando la investigación a diferentes áreas del aprendizaje:

1. La necesidad de adecuar las propuestas curriculares a variables contextuales de cada escenario didáctico.
2. La necesidad de conocer los aspectos psico-físicos y sociales del educando, así como su grado de desarrollo.
3. La necesidad de descubrir incoherencias entre el hacer y el decir del docente, que puedan estar encubriendo acontecimientos significativos en el aula.
Las necesidades de conocer las variables psico-sociales e institucionales, de comunicación y de conocimiento que sirven de escenario al proceso educativo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada